¿Cómo invertir en energía eléctrica?

La demanda de energía eléctrica es un fenómeno mundial. Los crecientes costos de las fuentes tradicionales como los combustibles fósiles, junto con las preocupaciones ambientales, están estimulando el crecimiento del sector de la energía alternativa. Sin embargo, las oportunidades para los inversores se están expandiendo, y parece que seguirá haciéndolo durante muchos años. Para los nuevos inversores, esto puede ser un poco abrumador. ¿Cómo se puede resolver todo lo que está pasando y tomar decisiones sabias al invertir en energía?

Consejos

Estudie acerca de la industria de energía. Los métodos utilizados para producir energía son cada vez más diversos, estos utilizan las fuentes tradicionales como el carbón, el petróleo y la energía hidroeléctrica, deben comparar su eficiencia frente a los sistemas de energía solar y energía eólica, entre otros. La tecnología está cambiando rápidamente y esto afecta la rentabilidad potencial de las diferentes empresas. También es necesario estar familiarizado con los temas políticos y ambientales que conforman las políticas que afectan a las empresas de energía.

Considere los beneficios que puede obtener, en el caso de que invierta en energía a través de un fondo de inversión especializado. Los “Fondos verdes” se están volviendo populares porque ofrecen la oportunidad de invertir en la energía de una manera que es buena para el medio ambiente sin tener que investigar cada empresa individualmente. Evalúe cuidadosamente un fondo antes de invertir. Elija un fondo “sin carga” (este fondo no toma parte de su capital de inversión por adelantado).

Examine el desempeño del fondo durante los últimos cinco años. Y luego, compárelo con el comportamiento general del mercado, medido por indicadores conocidos con el índice financiero Standard & Poor ‘s. Debe de escoger de forma preferible un fondo que supere consistentemente el mercado. Eche un vistazo a la gestión del fondo. Los cambios recientes pueden ser una señal de peligro si un gerente nuevo carece de experiencia o muestra una trayectoria comparable a la de otros fondos.

Decida si quiere invertir en empresas de energía que son proveedores tradicionales o en las empresas de energía alternativa. Las tecnologías más antiguas, como el carbón y la hidroelectricidad tienen la ventaja de ser establecidas. Ellas llevan menos riesgo, pero no tienen el potencial de crecimiento de las empresas que se mueven en el sector de la energía alternativa. Si su objetivo es una buena rentabilidad con un riesgo mínimo, las empresas mayores son probablemente las mejores. Si su estrategia financiera personal llama a concentrarse en el crecimiento de su cartera, las acciones de energía alternativa son las más preferidas.

Mire cuidadosamente las compañías eléctricas de los servicios públicos, en el caso de que quiera invertir en energía. Algunas empresas de energía eléctrica ofrecen un rendimiento sólido con un alto grado de estabilidad y son opciones ideales para una cartera destinada a producir ingresos en efectivo. Ellas tienen otras ventajas, también. Las centrales eléctricas no son tan vulnerables a las fluctuaciones de los precios volátiles, como es la industria petrolera.

Publicidad